Íntimamente unido al embalse, y hacia él nos dirigimos atravesando el centro del pueblo, entre fuentes y casas de piedra, compitiendo en gallardía con otras de más reciente labor. Tras pasar por la moderna playa fluvial, ascendemos, entre jaras, hasta la Fuente de los Perones. Prados y cortinas escoltan el estrecho arroyo. Más adelante, nos sorprende el murmullo del agua cayendo en las cascadas de Cadozos, a escasos metros del embalse.
De vuelta ya al pueblo, observamos una de las construcciones más interesante de esta zona: los chozos de pastor, pequeñas construcciones hechas al abrigo de la roca y cubiertas con lajas de piedra en un equilibrio imposible. Al final, nos espera la iglesia parroquial, dedicada a Santa Eulalia, antes, entre tejados, avistamos la grácil silueta de su espadaña.
plano ruta los perones

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR