La Barca de Villaflor

La senda, de escasos dos kilómetros, discurre por los alrededores de este coqueto pueblo, rodeado de la fragancia primaveral de la jara. La presencia del embalse envuelve buena parte del recorrido.
La antigua barca que comunicaba con la orilla opuesta, descansa junto a las aguas, cerca de la campana que llamaba al barquero a su faena. Más adelante, en un pequeño encajonamiento, está la sencilla fuente de Huertalavieja, ascendemos una pequeña cuesta y regresamos a la carretera para volver al inicio. Con esta ruta se ha buscado la propia imagen del agua, del embalse, que condicionó las vidas de estas gentes.
plano ruta de villaflor

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR